No hay hombre más desdichado que el que nunca probó la adversidad.
Séneca
lunes, 30 de abril de 2012

¿MI SOMBRA ES DESPRECIABLE?




Yo sabía que en mi había una parte bonita. Linda. Atractiva y atrayente. Algo que me gustaba enseñar a los demás, sacarlo a pasear entre mi gente y lucirlo por las calles. Una parte alegre, amistosa, juguetona, creativa, cercana, simpática, inteligente. El propio teléfono de la esperanza ha impulsado y agrandado éstas que son mis fortalezas.

Pero resulta que a medida que cumplo años descubro que tengo un cuarto oscuro, una bodega con telarañas, unos muebles carcomidos y unos sótanos habitados por ratas quejumbrosas y sapos malolientes. Mis críticas, mis murmuraciones, mis deseos de estar o salirme del escenario, mis debilidades, mis torpezas. Las cuatro o cinco miserias que no quisiera desvelar a los demás. Mi imagen pulcramente cuidada. Reconozco que encarno también unos cuantos personajes endiablados. Que ya quisiera hace tiempo haber enterrado.

He tratado inútilmente de ocultarlos, desdeñarlos, maldecirlos. Ante mi insistencia ellos han crecido y han nublado mi parte más fresca y auténtica. Veo que mi estrategia no ha sido un fracaso. A base de no hacerles caso se han convertido en dragones de llamaradas de tristeza, frustración y desencanto.

Llevo unos cuantos días pensando en acercarme a ellos, en bajar a las cuadras de mi propio ser, abrir las ventanas y escuchar a mis ratas, a mis sapos, a mis culebras. Sí, acercarme a ellos e invitarles a merendar y a un refresco. Tal vez tengan algo que decirme. A lo mejor al mirarles a la cara se me va el miedo y de regalo me dejan alguna enseñanza que cazurramente me niego a incorporar. A lo mejor les acabo cogiendo cariño.

Ya os contaré dentro de unos días.

VTM

domingo, 29 de abril de 2012

REGALO DE COLORES


Arco Iris: “fenómeno óptico y meteorológico que produce la aparición de un espectro de frecuencias de luz continuo en el cielo cuando los rayos del sol atraviesan pequeñas gotas de agua contenidas en la atmósfera terrestre. La forma es la suma de un arco multicolor con el rojo hacia la parte exterior y el violeta hacia la interior” (Wikipedia)

Dicho así, el arco iris no nos dice nada.

Al arco iris hay que verlo, mirarlo y contemplarlo. Tiene la intensidad y el brillo de todo lo efímero e inalcanzable. Aparece con el sol, tras un chaparrón, y desaparece en cuanto las nubes vuelven a tapar el sol. Nos deja luz, brillo, color y una sonrisa de admiración en el rostro de todos los que nos paramos a contemplarlo.

Eso vi yo el martes de camino a casa: un precioso arco iris que, a más de uno, nos asombró. Vi caras ilusionadas, jóvenes inmortalizando la imagen con sus móviles, coches parados en el arcén para disfrutar el espectáculo multicolor, niños señalándolo con entusiasmo y hasta perros paralizados en el parque.

De repente se me olvidó que vivía aquí, en esta aridez plana y amorfa que pretende rodearlo todo, y participé de la magia del momento. Momento escaso, pero encantador. Parecía un anuncio de felicidad –de esos de la ilusión de la ONCE-. Todos sonriendo mirando al cielo, con alegres gestos de admiración. Y sin necesidad de marketing.

Fue un regalo. Uno de los tantos regalos que nos depara la vida de forma inesperada.

La escribana del Reino
M.E.Valbuena

sábado, 28 de abril de 2012

A VUELTAS CON LA CRISIS




"Los responsables de la crisis viajan en yate no en patera"
Alguien escribió de forma inteligente en la Calle Fray Luis de León de la ciudad de León.


Déjanos tu opinión en comentarios. ¿Todos estamos afectados?
viernes, 27 de abril de 2012

PORNO





Hoy me levanté, me miré al espejo en ropa interior y descubrí que tengo un cuerpo "Sensacionalmente PORNO y espectacularmente PORNO" y hallé la razón:........

1. PORNO hacer ejercicio,

2. PORNO cuidarme en las comidas,

3. PORNO hacer dieta,

4. PORNO usar cremas corporales,

5. PORNO hacer nada de nada,

6. PORNO moverme del ordenador........


"A VER CUÁNTOS CUERPOS PORNO HAY POR AQUI sentaditos leyendo, jajajaa"
 

jueves, 26 de abril de 2012

TESTIMONIO GRUPO AUTOESTIMA







Hola a todos en una preciosa mañana nublada de primavera leonesa!!:

He de comentaros lo feliz que me siento por haber conocido a gente tan maravillosa en mi grupo,me han aportado sus experiencias de vida, sus miedos, sus puntos fuertes y débiles, sus ganas de crecer personalmente y de mejorar como seres humanos tan únicos y originales, yo a ellos humildemente también les he querido transladar mis sentimientos, mis miedos, mis ganas de aprender y de superar adversidades.

Con todos estos ingredientes mágicos nuestra coordinadora de grupo MERCEDES (en mayúsculas porque es muy grande, es una delicia conocerla, tratarla y aprender junto e ella) ha conseguido sesión tras sesión que desnudemos nuestras almas y que aprendamos a conocernos a nosotros mismos, a querernos a nosotros mismos, a AUTOACEPTARNOS. Soy consciente y creo que mis compañeros también que el camino es largo, que hay que trabajar día a día con todas las herramientas que nos ha facilitado Mercedes, pero con constancia vamos a conseguir todo aquello que consideremos esencial para nuestras vidas.

Hoy quiero daros las GRACIAS a todos por vuestra GENEROSIDAD, por haber compartido momentos inolvidables en nuestras sesiones y de gran riqueza, ya que gracias a ellos cada uno de nosotros hemos podido constatar las áreas de nuestra personalidad y nuestra vida donde hemos de trabajar para llegar a una plena Autoaceptación y Autoestima.

Hoy puedo deciros que me siento con fuerza para CAMBIAR todo aquello que se puede cambiar y para ACEPTAR lo que no puedo cambiar.

Un Fortísimo abrazo para todos.!!!

María Luz Lozano
miércoles, 25 de abril de 2012

SÉ ESCÉPTICO, PERO APRENDE A ESCUCHAR.



6º.- LA SABIDURÍA TOLTECA: SÉ ESCÉPTICO, PERO APRENDE A ESCUCHAR.

Los toltecas eran conocidos en todo el sur de México como “hombres y mujeres de conocimiento”. Los antropólogos los han definido como una nación o una raza, pero de hecho eran científicos y artistas con un profundo conocimiento espiritual. La conquista europea, junto con errores propios, hizo que los toltecas – naguales – escondieran su sabiduría y la ocultaran a los demás.

Nos proponemos a dar a conocer esta sabiduría a través del Doctor Miguel Ruiz y de sus libros “Los Cuatro acuerdos”, la “Maestría del amor” y “El quinto acuerdo”.

LOS CINCO ACUERDOS para ser feliz:

1º. Sé impecable con tus palabras.

2º.-No te tomes nada personalmente.

3º.- No hagas suposiciones.

4º.- Haz siempre lo máximo que puedas.

5º.- Sé escéptico, pero aprende a escuchar


Vamos a explicar hoy el quinto acuerdo: SÉ ESCÉPTICO, PERO APRENDE A ESCUCHAR.

Utiliza el poder de la duda para poner en tela de juicio todo cuanto oyes: ¿Es realmente la verdad?

Es común aceptar las cosas con mucha facilidad, sobre todo cuando las dicen personas que gozan de nuestra simpatía o admiración.

"No me creas, no te creas a ti mismo y no creas a nadie más", recomienda el autor.

La verdad no necesita que tú creas en ella; la verdad sencillamente es y sobrevive tanto si crees en ella como si no. Las mentiras necesitan que creas en ellas. Si no te crees las mentiras, no sobreviven a tu escepticismo y simplemente desaparecen. Si comprendes el quinto acuerdo, verás la razón por la que no necesitas creer lo que puedes ver, lo que ya sabes sin palabras. La verdad no viene con las palabras. La verdad es silenciosa. Es algo que simplemente sabes; es algo que puedes sentir sin palabras y esto se llama conocimiento silencioso.

Cuando aprendes a escuchar, eres respetuoso con los demás, sabes exactamente lo que quieren los demás. Que otras personas quieren algo no significa que tú tengas que darles lo que quieren.

Si no aprendes a escuchar, nunca comprenderás lo que estoy compartiendo contigo ahora mismo. Sacarás precipitadamente una conclusión y reaccionarás como si se tratara de tu sueño cuando no lo es. Por consiguiente, quizá lo que yo digo es la verdad o no lo es, pero tal vez lo que tú crees no es la verdad.

Yo sólo soy la mitad del mensaje; tú eres la otra mitad. Soy responsable de lo que digo, pero no soy responsable de lo que tú entiendas. Tú eres responsable de lo que tú entiendes; tú eres responsable de cualquier cosa que hagas con lo que oigas en tu cabeza, porque tú eres quien da significado a cada palabra que oyes.

Sé escéptico, pero aprende a escuchar y entonces elige. Sé responsable de todas las elecciones que hagas en tu vida. Ésta es tu vida; no es la vida de nadie más y descubrirás que lo que tú haces con tu vida no es asunto de nadie más. Somos víctimas de todos los símbolos que creamos, somos víctimas de todas las voces en nuestra cabeza, somos víctimas de todas las supersticiones.

Aprende a escuchar y elige tu verdadera e íntima misión en la vida.

 ( Miguel Ruiz)

Amigo internauta, déjanos tus aportaciones en “comentarios”.

martes, 24 de abril de 2012

AMIGO...SÍRVETE



Recién llegados nos ponemos a hacer esta crónica. Todo está reciente. También el cansancio y las magulladuras de los pies. Pero, tenemos la ventaja que todo está recién vivido. Y es más fácil contarlo.


Los pronósticos daban agua y viento. De lo primero, nada. Sólo unas pequeñas gotas al comienzo para espabilarlos a andar. Los chubasqueros fueron y vinieron en las mochilas. De lo segundo, mucho. Porque viento hizo y de lo lindo. Tiene sus ventajas: llegamos con la cara curtida.



Ayer estuvimos de marcha. Las “fuentes cantarinas”. De Santibáñez a Camposagrado. De 11 a 19. Una ruta cómoda, visitando las múltiples fuentes que nos estaban esperando y recibiendo en el camino. El monte empieza a brotar y los tonos moradas destacaban sobre los demás. Bonito.

La idea y el artífice de ello fue Tiquio. Estos son lugares muy frecuentados por él, en compañía de su fiel escudero, Res. ¿Quién encuentra una fuente en medio del monte con un vaso para que el amigo visitante se sirva? Las 22 personas que hicimos la marcha somos testigos que en este recorrido se encuentran más de diez fuentes, cada uno de ellas, con su vasito para servirse. Una imagen para recordar.



Cuando se pone cariño, cuando se es delicado, es como si las cosas fluyesen espontáneamente. Pero detrás de esa imagen hay personas que ponen su amabilidad en ofrecer una naturaleza grata. Recorrer las fuentes cantarinas, pararse a saludar a cada una de ellas, llamarla por su nombre, contemplarla y bendecirla (decir bien) es una ruta que está a dos pasos de León. No esperes nada espectacular. Esto no es la gran montaña, ni los espectaculares acantilados ni los recovecos inimaginables. Esto es fundamentalmente la sencillez, lo ordinario, lo de cada día. Pero como aprendemos en el Teléfono, vivir intensamente cada día es de una gran sabiduría. Esta es la imagen que me susurró a mí la marcha de ayer. La bondad de lo ordinario. La invitación de la naturaleza.


Todo resultó estupendo. Todo estuvo bien programado. Comimos calentitos. Tomamos fuerzas para el regreso y el sol de la tarde nos acompañó para volver al punto de partida. En este caso en dos grupos. El más grande con Severino, un guía local que ama estos lugares, los conserva y los frecuenta. El grupo más reducido, capitaneado por Tiquio, fue más rezagado, pero tuvimos la fortuna de ver cómo un pequeño zorro corría que se las pelaba por los matojos.


A la hora prevista, todos para León, que hoy es día de trabajo y había que reparar las magulladuras y disfrutar de lo que habíamos hecho.

Así fue. Y así, recientito, se lo contamos. Los que estuvisteis, podéis añadir vuestra impresión en comentarios.


lunes, 23 de abril de 2012

CULPA BUENA Y CULPA MALA




campana en reposo


Antonia es una mujer de 35 años. Acude a la consulta pues hace una semana, a su hija de doce años le han diagnosticado leucemia. Afirma encontrase triste sin ganas de hacer nada; “como que la vida- nos dice- ha perdido todo su encanto”. Pese a esa angustia Antonia sigue realizando las tareas domésticas y continua trabajando de profesora de Educación Primaria. En un primer momento admite que se siente “como responsable de ese diagnóstico”, pero después, tras una larga reflexión ha llegado a la conclusión que la enfermedad de la hija nada tiene que ver con su actitud como madre. Es más, en estos momentos ha descubierto su verdadera relación con su hija adolescente: “me siento como más próxima a ella”, nos dice.

Otro caso distinto es el de Juan. Hombre poco comunicativo que ante el Alzheimer de su esposa ha dejado el trabajo, “pues, son palabras suyas, no puede soportar ver a su mujer tan desvalida”. Pese que ha consultado a los mejores especialistas, no puede aceptar la “imagen ausente” de su mujer. Nos dice: “continuamente me pregunto que he hecho yo para que me ocurra esto”. Luego relata múltiples reproches (poca atención a su esposa, infidelidad, en alguna época conducta alcohólica). Aunque sabe que ninguna de esas circunstancias ha provocado el Alzheimer de su mujer, no puede digerir la situación y cada día está más triste.

Por último, Luís es un hombre de veinte años que ha tenido que abandonar los estudios universitarios, tras el diagnóstico de cáncer de recto de su padre. Refiere un “estado melancólico” que le lleva a estar todo el día en la cama, a abandonar las relaciones sociales y a sentirse como “desposeído de energía”.”Es como si me hubieran succionado toda mi capacidad de vivir”, nos dice. Ha sido diagnosticado de Depresión Mayor.

El sentimiento de culpa, ante la enfermedad de un ser querido, puede ser normal (el caso de Antonia), anormal (el caso de Juan) o patológico (el caso de Luís).

Es decir, el sentimiento de culpa es normal cuando surge como respuesta a una situación y más que bloquear posibilita una atención adecuada (ni por exceso ni por defecto); será anormal cuando el sentimiento no consigue ni siquiera aplacar la tasa de responsabilidad que la propia enfermedad implica; y será patológico cuando propicia la aparición de un cuadro clínico mental (generalmente una depresión clínica).

Alejandro Rocamora Bonilla
Psiquiatra

domingo, 22 de abril de 2012

EN BUSCA DE LA FELICIDAD


Luz. Fotografía de Jesús Aguado

He leído estos días una entrevista de Matthieu Ricard –el hombre más feliz del mundo según investigaciones contrastadas-. Por lo visto ha visitado Madrid para participar en el II Congreso Internacional de la Felicidad. Curioso Congreso.

Reconozco que todo lo que hasta ahora he leído de este hombre me encanta, porque él escribe desde sus sentimientos y desde su experiencia. Por ello es creíble y convincente, muy lejos de los teóricos de cualquier tipo de ciencia.

Pues bien, en esta entrevista sostiene que hay fundamentalmente dos vías para conseguir un estado de felicidad: la meditación y el amor altruista. Y que la felicidad no se consigue de un día para otro, sino que se va conquistando con el tiempo.

Si me baso en mi experiencia personal he de decir que los momentos más felices de mi vida no han sido aquellos en que me he centrado en mí y sólo en mí, sino los dedicados a actividades altruistas, que me han proporcionado una riqueza imposible de encontrar de otra forma. Y, en segundo lugar, la práctica del silencio en mi día a día me ha regalado una profundidad y una serenidad que he visto crecer con el tiempo.

No trato de compararme con este hombre. Me considero a años luz de él. Pero sí puedo decir que creo en sus palabras y en su mensaje, porque mi propia experiencia así me lo ha demostrado. Y esto es incuestionable.

No sé si soy más feliz o no que otra gente. Tampoco me importa demasiado. Lo que sí sé es que en mi búsqueda de la felicidad parezco no estar muy desencaminada, pues sabios como Matthieu Ricard y otros han recorrido antes y recorren ahora la senda por la que yo transito.

La escribana del Reino
M.E.Valbuena







sábado, 21 de abril de 2012

ANTONIO COLINAS: LA VISITA DEL MAL




LA VISITA DEL MAL

Hoy hemos recibido la visita del mal,

pero hemos decidido acogerlo

como a huésped fecundo.

Llegó el mal de repente, como cepo o veneno,

y le hemos abierto

de par en par la puerta de la casa.


Como siempre, el mal

viene ciego, desnudo, sin razón,

y aunque perros y gatos han salido huyendo,

conservamos la calma plenamente

y lo hemos conducido hasta el jardín.

Allí, el dulce día, el sol tan fuerte,

abrasaban las llagas y pesares,

resecaban la sangre en las heridas,

borraban el espeso hedor del aire.


Nos ha llegado el mal como un cuchillo airado

en sótanos de sombra,

mas casa y corazón están abiertos.

Una vez más tuvimos que poner

amor donde el amor no se encontraba.

Y no hay mordaza, dardo, aguja, hiel

que no pueda fundir la hoguera musical

que, de monte a monte, hoy propaga el otoño.


He entrado unos momentos en la casa

para sacarle el pan y la bebida

al huésped iracundo.

Quise alegrarle el corazón, poner

un poco de calor en su cara de hielo.

Con sosegada paz volví al jardín

para abrazar el mal, pero no pude,

pues lo encontré caído y moribundo

de luz y de silencio entre la hierba.


Hoy hemos recibido la visita del mal,

mas pronto hemos tenido que enterrarlo

debajo del naranjo y de su aroma,

donde zumban las abejas.

A solas nos tuvimos que beber

el vino que sacamos para el huésped,

el dulce vino del más hondo olvido.



(Antonio COLINAS, Libro de la mansedumbre)
viernes, 20 de abril de 2012

LA VERDAD GRITA EN EL SILENCIO



Gracias a nuestra colaboradora y fotógrafa Ana Carrillo por esta pintada que nos envía dibujada en la calle Dámaso Merino de León.

La verdad grita en el silencio y es en el silencio donde debe descansar.

Esto suena a sabiduría de la grande.


¿Cuál es tu verdad amigo/a bloguero/a?. Escríbala en nuestra pared de comentarios


jueves, 19 de abril de 2012

DE CHARLA CON "EL HOMBRE MÁS FELIZ DEL MUNDO", MATHIEU RICARD (II)



El monje francés responde a quienes dudan con la pregunta que mejor define su visión de la vida: «¿Acaso quieres vivir una vida en la que tu felicidad dependa de otras personas?».

Matthieu Ricard no quiere. El «hombre más feliz del mundo» no sugiere que todo el mundo se meta monje para encontrar la dicha. Sólo que aprendamos que las “cosas” no nos van a conducir a ella. Aprender a contentarnos con lo que tenemos quizá sí.

¿Cómo afrontar algunas realidades importantes?

* Muerte: Forma parte de la vida, rebelarse es ir contra la propia naturaleza de la existencia. Sólo hay un camino: aceptarla.

* Soledad: existe una manera de no sentirse abandonado: percibir a todos los hombres como parte de nuestra familia.

* Alegría: Está dentro de cada uno de nosotros. Sólo hay que mirar en nuestro interior, encontrarla y transmitirla.

* Identidad: No es la imagen que tenemos de nosotros mismos, ni la que proyectamos. Es nuestra naturaleza más profunda, ésa que nos hace ser buenos y cariñosos con quienes nos rodean.

* Deterioro físico: Hay que aprender a valorarlo positivamente. Verlo como el principio de una nueva vida y no el principio del fin.

* Felicidad: Si la buscamos en el sitio equivocado, estaremos convencidos de que no existe cuando no la encontremos allí.

Le pedimos para finalizar una recomendación cotidiana para alcanzar la felicidad:

Media hora de meditación y silencio cada día. Media hora para el encuentro con uno mismo. Sea usted creyente, ateo o agnóstico. Media hora para beber en la fuente interior
miércoles, 18 de abril de 2012

DE CHARLA CON "EL HOMBRE MÁS FELIZ DEL MUNDO", MATHIEU RICARD (I)



"Entrevista a Matthieu Ricard" : EL HOMBRE MAS FELIZ DEL MUNDO


“El problema es que nuestros sentimientos negativos hacia otras personas no están a menudo justificados, sino que los hemos creado nosotros en nuestra mente de forma artificial como respuesta a nuestras propias frustraciones".

Declarado el hombre más feliz del planeta.

Es más feliz que usted, seguro. Mucho más. Matthieu Ricard obtuvo una nota inalcanzable en un estudio sobre el cerebro realizado por la Universidad de Wisconsin (EEUU). Los especialistas en neurociencia afectiva le nombraron «el hombre más feliz de la Tierra». A sus 61 años, quien hoy es asesor personal del Dalai Lama, tiene una vida digna de un guión de cine. Biólogo molecular, hijo de un filósofo ateo, dejó su carrera por abrazar al budismo.

En lugar de tener una casa en la playa ha elegido una vida contemplativa en el monasterio nepalí de Shechen, junto al Dalai Lama.

Es el único europeo que sabe tibetano clásico.

Matthieu Ricard vive en un monasterio apartado de toda civilización , en las montañas de Nepal.

Ha entregado todo el dinero de las ventas de sus libros a la caridad.

A los 30 años decidió se acogió al celibato y dice cumplirlo sin descuidos. En realidad, Matthieu Ricard carece de todas las cosas que los demás perseguimos con el convencimiento de que nos harán un poco más felices. Y sin embargo, este francés de 61 años, biólogo molecular hasta que decidió dejarlo todo y seguir el camino de Buda, es feliz . El más feliz según la ciencia.

Científicos de la Universidad de Wisconsin llevan años estudiando el cerebro del asesor personal del Dalai Lama dentro de un proyecto en el que la cabeza de Ricard ha sido sometida a constantes resonancias magnéticas nucleares, en sesiones de hasta tres horas de duración. Su cerebro fue conectado a 256 sensores para detectar su nivel de estrés, irritabilidad, enfado, placer, satisfacción y así con decenas de sensaciones diferentes.

Los resultados fueron comparados con los obtenidos en cientos de voluntarios cuya felicidad fue clasificada en niveles que iban del 0.3 (muy infeliz) a -0.3 (muy feliz). Matthieu Ricard logró -0.45, desbordando los límites previstos en el estudio, superando todos los registros anteriores y ganándose un título -«el hombre más feliz de la tierra»- que él mismo no termina de aceptar. ¿Está también la modestia ligada a la felicidad? El monje prefiere limitarse a resaltar que efectivamente la cantidad de «emociones positivas» que produce su cerebro está «muy lejos de los parámetros normales».

El problema de aceptar que Ricard es el hombre más contento y satisfecho del mundo es que nos deja a la mayoría al desnudo. Si un monje que pasa la mayor parte de su tiempo en la contemplación y que carece de bienes materiales es capaz de alcanzar la dicha absoluta, ¿no nos estaremos equivocando quienes seguimos centrando nuestros esfuerzos en un trabajo mejor, un coche más grande o una pareja más lucida?

“Mi padre murió el año pasado a los 82 años. Como dependía tanto de su brillantez intelectual, cuando se vio limitado se desanimó», asegura el monje, para quien la muerte de quienes nos rodean debe ser aceptada como un paso más en el ciclo natural de la vida y no necesariamente como un episodio triste. «El mejor homenaje que podemos ofrecer a los que ya no están con nosotros es vivir la vida de forma constructiva, ser conscientes de que nacemos solos y morimos solos. ¿Por qué no sentir que cada ser humano es nuestro familiar, que cada casa es nuestro hogar?».
martes, 17 de abril de 2012

HAZ LO MÁXIMO QUE PUEDAS



5º.- LA SABIDURÍA TOLTECA. «Haz siempre lo máximo que puedas»

Los toltecas eran conocidos en todo el sur de México como “hombres y mujeres de conocimiento”. Los antropólogos los han definido como una nación o una raza, pero de hecho eran científicos y artistas con un profundo conocimiento espiritual. La conquista europea, junto con errores propios, hizo que los toltecas – naguales – escondieran su sabiduría y la ocultaran a los demás.

Nos proponemos a dar a conocer esta sabiduría a través del Doctor Miguel Ruiz y de sus libros “Los Cuatro acuerdos”, la “Maestría del amor” y “El quinto acuerdo”.

LOS CINCO ACUERDOS para ser feliz:

1º. Sé impecable con tus palabras.

2º.-No te tomes nada personalmente.

3º.- No hagas suposiciones.

4º.- Haz siempre lo máximo que puedas.

5º.- Sé escéptico, pero aprende a escuchar

Vamos a explicar hoy el cuarto acuerdo: «Haz siempre lo máximo que puedas»

Bajo cualquier circunstancia, haz siempre lo máximo que puedas, ni más ni menos. Pero piensa que eso va a variar de un momento a otro. Todas las cosas están vivas y cambian continuamente, de modo que, en ocasiones, lo máximo que podrás hacer tendrá una gran calidad, y en otras no será tan bueno. Cuando te despiertas renovado y lleno de vigor por la mañana, tu rendimiento es mejor que por la noche cuando estás agotado. Lo máximo que puedas hacer será distinto cuándo estés sano que cuando estés enfermo, o cuando estés sobrio que cuando hayas bebido. Tu rendimiento dependerá de que te sientas de maravilla y feliz o disgustado, enfadado o celoso.

Independientemente del resultado, sigue haciendo siempre lo máximo que puedas, ni más ni menos. Si intentas esforzarte demasiado para hacer más de lo que puedes, gastarás más energía de la necesaria y, al final, tu rendimiento no será suficiente. Cuando te excedes, agotas tu cuerpo y vas contra ti, y por consiguiente te resulta más difícil alcanzar tus objetivos. Por otro lado, si haces menos de lo que puedes hacer, te sometes a ti mismo a frustraciones, juicios, culpas y reproches.

Limítate a hacer lo máximo que puedas, en cualquier circunstancia de tu vida. No importa si estás enfermo o cansado, si siempre haces lo máximo que puedas, no te juzgarás a ti mismo en modo alguno. Y si no te juzgas, no te harás reproches, ni te culparás ni te castigarás en absoluto. Si haces siempre lo máximo que puedas, romperás el fuerte hechizo al que estás sometido.

Había una vez un hombre que quería trascender su sufrimiento, de modo que se fue a un templo budista para encontrar a un maestro que le ayudase. Se acercó a él y le dijo:

«Maestro, si medito cuatro horas al día, ¿cuánto tiempo tardaré en alcanzar la iluminación?». El maestro le miró y le respondió: «Sí meditas cuatro horas al día, tal vez lo consigas dentro de diez años».

El hombre, pensando que podía hacer más, le dijo: «Maestro, y si medito ocho horas al día, ¿cuánto tiempo tardaré en alcanzar la iluminación?».

El maestro le miró y le respondió: «Si meditas ocho horas al día, tal vez lo lograrás dentro de veinte años».

«Pero ¿por qué tardaré más tiempo si medito más?», preguntó el hombre.

El maestro contestó: «No estás aquí para sacrificar tu alegría ni tu vida. Estás aquí para vivir, para ser feliz y para amar. Si puedes alcanzar tu máximo nivel en dos horas de meditación, pero utilizas ocho, sólo conseguirás agotarte, apartarte del verdadero sentido de la meditación y no disfrutar de tu vida. Haz lo máximo que puedas y tal vez aprenderás que independientemente del tiempo que medites, puedes vivir, amar y ser feliz».

Si haces lo máximo que puedas, vivirás con gran intensidad.. no parece que trabajes, porque disfrutas de todo lo que haces. Sabes que haces lo máximo que puedes cuando disfrutas de la acción o la llevas a cabo de una manera que no te repercute negativamente.

Si siempre haces lo máximo que puedas, una y otra vez, te convertirás en un maestro de la transformación, descubrirás que encontrar lo que buscas es sólo cuestión de tiempo”. ( Miguel Ruiz)

Amigo internauta, déjanos tus aportaciones en “comentarios”.



lunes, 16 de abril de 2012

¡QUÉ ERROR DEJAR QUE OTROS LLEVEN NUESTRA VIDA!





Aun recuerdo aquella tarde de diciembre, cuando leí en un periódico un artículo cuyo título decía: “La salud a través de las emociones”. Tras una breve lectura del mismo, sentí gran interés por todo lo relacionado con ese tema, y no dudé en presentarme en las oficinas de la Asociación Teléfono de la Esperanza, de León, donde me informaron de las funciones y objetivos que allí se llevan a cabo.

Sin darme cuenta, en enero había comenzado con un curso, denominado “Autonomía afectiva”, el cual me ha servido para mucho más de lo que pensaba, pues en él he aprendido a tener en cuenta mis necesidades y deseos no dejándome avasallar por terceras personas que sólo buscan mantener vivo su ego (cosa que no supe poner en práctica en mi última relación, y así salió ¡claro!); y también a tomar conciencia del enorme error que supone dejar que otras personas marquen nuestro destino siendo sumisos a ellas, e ignorando así, nuestras propias virtudes y aspiraciones.

He quedado muy satisfecho tras la finalización del curso, no sólo por todo lo que se aprende, puesto que es uno mismo el que se auto-estudia y auto-evalúa, sino también por la comprensión, respeto y valoración que han demostrado todos mis compañeros, lo cual admiro y agradezco enormemente.

Considero que he tenido muchísima suerte de encontrar un sitio como éste, aquí en León donde yo llevo poquito tiempo, por la ayuda que me han ofrecido, tan rápida y desinteresadamente. Por todo ello quiero dar las gracias a todos aquellos que hacen posible que esta enorme labor siga adelante.

Marcos Díaz.
domingo, 15 de abril de 2012

LA HERIDA


capilote herido. Foto Jesús Aguado

Hace años, a consecuencia de una salpicadura de aceite hirviendo se me formó una herida. Tras los cuidados iniciales la quemadura empezó a secar y parecía que iba a desaparecer, pero en cuanto comenzaba a picar –señal de que la herida estaba mejorando- no podía aguantar y retiraba yo misma la postilla creada, sin paciencia para esperar a que ella se desprendiera por sí sola. Cada vez que se formaba una postilla volvía a retirarla de nuevo. Con ello conseguí que lo que, previsiblemente, desapareciera en un corto espacio de tiempo, se alargara durante meses y, cada vez, el cerco de la herida fuera un poquito mayor que el anterior.

Afortunadamente, como en la vida hay cosas más importantes que estar pendiente de una pequeña herida, la olvidé totalmente y, pasados los años, sólo me queda un recuerdo en forma de insignificante mancha.

¿A dónde quiero llegar con todo esto?

A las enseñanzas que la herida me ha proporcionado. Me explico:

La herida se formó porque yo estaba distraída. Fue una llamada de atención a estar donde hay que estar. En el aquí y en al ahora.

Requirió unos cuidados básicos: agua fría y pomadas. Eso lo sabía y lo apliqué en el momento, ayudando así a su mejoría.

Pero la herida requería tiempo de curación, y eso no se lo di. Al contrario, mi impaciencia empeoró su estado, a resultas de lo cual me ha quedado una pequeña cicatriz. Así, cada vez que la veo, recuerdo lo que la impaciencia – no tanto la quemadura- puede llegar a hacer.

Pues algo así ocurre con casi todo en nuestra vida. Las cosas nos llegan inesperadamente, hay que tratarlas de forma adecuada y luego dejarlas ir, sin apegos, sin prisas.

La escribana del Reino
M.E.Valbuena

sábado, 14 de abril de 2012

PONEMOS ESPERANZA


En estos tiempos de crisis crítica... cargada de esperanzas, de mirar por las alturas, de algo nuevo que brota... esto de Pablo Neruda está musicalizado muy guapamente... con fuerza y alegría.
Ahí va toda esta gente.
Os la dedicamos.
viernes, 13 de abril de 2012

RISA Y CREATIVIDAD



En una dinámica de grupo para trabajar de relaciones públicas en una empresa se les hizo una pregunta a tres candidatos:

¿Qué les gustaría que dijesen en su velatorio?

Candidato 1: - Que fui un gran médico y padre de familia

Candidato 2: Que fui un hombre excelente, padre de familia y un profesor de gran influencia en el futuro de la juventud.

Pero el candidato numero 3 arrasó: Me gustaria que dijesen...¡COÑO! MIRA, SE ESTÁ MOVIENDO!
jueves, 12 de abril de 2012

AL EMPEZAR EL DÍA



ESTE BLOG SE DESPIERTA CADA MAÑANA, PARA TODOS NUESTROS INTERNAUTAS, A LAS 7 EN PUNTO. Todos los días. Es puntual y responsable. Por supuesto que cumplidor. Hoy cuando tú abras los ojos y te encuentres conmigo recibe por sorpresa nuestrro saludo. BUENOS DIAS CARIÑO. Alguien la escribió para nosotros en la ciudad de León, en la calle que ves a continuación.



Te proponemos que aproveches todo este día para expresarle alguna salutación cariñosa a alguna persona de tu entorno. Sin angustias. No lo hagas por obligación. Pero, a lo mejor está bien, como ejercicio.
miércoles, 11 de abril de 2012

NO HAGAS SUPOSICIONES



4º.- LA SABIDURÍA TOLTECA. No hagas suposiciones.

Los toltecas eran conocidos en todo el sur de México como “hombres y mujeres de conocimiento”. Los antropólogos los han definido como una nación o una raza, pero de hecho eran científicos y artistas con un profundo conocimiento espiritual. La conquista europea, junto con errores propios, hizo que los toltecas – naguales – escondieran su sabiduría y la ocultaran a los demás.

Nos proponemos a dar a conocer esta sabiduría a través del Doctor Miguel Ruiz y de sus libros “Los Cuatro acuerdos”, la “Maestría del amor” y “El quinto acuerdo”.

LOS CINCO ACUERDOS para ser feliz:

1º. Sé impecable con tus palabras.

2º.-No te tomes nada personalmente.

3º.- No hagas suposiciones.

4º.- Haz siempre lo máximo que puedas.

5º.- Sé escéptico, pero aprende a escuchar


Vamos a explicar hoy el tercer acuerdo: No hagas suposiciones.

Tendemos a hacer suposiciones sobre todo. El problema es que, al hacerlo, creemos que lo que suponemos es cierto. Juraríamos que es real. Hacemos suposiciones sobre lo que los demás hacen o piensan -nos lo tomamos personalmente - y después, los culpamos y reaccionamos enviando veneno emocional con nuestras palabras. Hacemos una suposición, comprendemos las cosas mal, nos lo tomamos personalmente y acabamos haciendo un gran drama de nada.

Producimos mucho veneno emocional haciendo suposiciones y tomándonoslas personalmente, porque por lo general, empezamos a chismorrear a partir de nuestras suposiciones. Recuerda que chismorrear es nuestra forma de comunicarnos y enviarnos veneno los unos a los otros en el sueño del infierno.

Siempre es mejor preguntar que hacer una suposición, porque las suposiciones crean sufrimiento.

Hacer suposiciones en nuestras relaciones significa buscarse problemas. A menudo, suponemos que nuestra pareja sabe lo que pensamos y que no es necesario que le digamos lo que queremos. Suponemos que hará lo que queremos porque nos conoce muy bien. Si no hace lo que creemos que debería hacer, nos sentimos realmente heridos y decimos: «Deberías haberlo sabido».

Suponemos que todo el mundo ve la vida del mismo modo que nosotros. Suponemos que los demás piensan, sienten, juzgan y maltratan como nosotros lo hacemos. Esta es la mayor suposición que podemos hacer y es la razón por la cual nos da miedo ser nosotros mismos ante los demás, porque creemos que nos juzgarán, nos convertirán en sus víctimas, nos maltratarán y nos culparán como nosotros mismos lo hacemos. Así es como funciona la mente humana.

También hacemos suposiciones sobre nosotros mismos y esto crea muchos conflictos internos. Por ejemplo, supones que eres capaz de hacer algo y después descubres que no lo eres. Te sobrestimas o te subestimas a ti mismo porque no te has tomado el tiempo necesario para hacerte preguntas y contestártelas.

La manera de evitar las suposiciones es preguntar. Asegúrate de que las cosas te queden claras. Si no comprendes alguna, ten el valor de preguntar hasta clarificarlo todo lo posible, e incluso entonces, no supongas que lo sabes todo sobre esa situación en particular.

Asimismo, encuentra tu voz para preguntar lo que quieres. Todo el mundo tiene derecho a contestarte «sí» o «no», pero tú siempre tendrás derecho a preguntar. Del mismo modo, todo el mundo tiene derecho a preguntarte y tú tienes derecho a contestar «sí» o «no».

Con una comunicación clara, todas tus relaciones cambiarán, no sólo la que tienes con tu pareja, sino también todas las demás. Esto es lo que yo quiero y esto es lo que tú quieres. Si todos los seres humanos fuésemos capaces de comunicarnos de esta manera, con la impecabilidad de nuestras palabras, no habría guerras, ni violencia ni disputas. Sólo con que fuésemos capaces de tener una comunicación buena y clara, todos nuestros problemas se resolverían”. ( Miguel Ruiz)

Amigo internauta, déjanos tus aportaciones en “comentarios”.

martes, 10 de abril de 2012

CAMBIAR YO PARA QUE CAMBIE EL MUNDO





...aquel día, cuando terminamos los postres, sacamos los viejos álbumes de fotos y recordamos los tiempos pasados, empezaron a aparecer las frases normales “...fijate como estabas tú... y como estaba yo..”, “ y del pelazo que tenia antes...¿que me dices?”, “... ese pantalón no me cabe ahora ni en una de mis piernas...” “... y lo locos que eramos al hacer eso...”... pero siempre hay una que es especial para mí “ ojalá estuviera tan joven como antes, pero con la experiencia de vida que tengo ahora ”

La niñez, la juventud, la madurez, son simples etapas para tratar de alcanzar esa plenitud que todos ansiamos. Afortunadamente el ser humano siempre está en crecimiento, el tiempo y las vivencias juegan a nuestro favor.

Es importante en este caminar saber como somos, que dimensiones configuran nuestro ser, nuestro grado de maduración, de aceptación, el peso de lo vivido por duro que fuera, en resumen, aprender a conocerse para... CRECER en el mas amplio sentido que le podamos conferir a esta palabra.

El fin de semana del 23 al 25 de marzo, junto con otros compañeros del Teléfono de Salamanca, Valladolid y Zamora, hemos convivido en el arranque del Curso de conocimiento de si mismo en Villagarcía de Campos, experiencia profunda, inolvidable, donde he descubierto lo difícil que resulta compartir tu propia experiencia no solamente con los demás, sino principalmente... contigo mismo.

Gracias por ayudarme a elegir de entre todos los pedazos en los que se ha roto mi vida, aquellos en los que debo de ir cimentando mi futuro como persona y como ser.

Esa extraordinaria persona y comunicadora como es María Guerrero nos leyó un texto, que curiosamente días antes era el elegido por mí, para entregárselo a una de mis compañeras, también llamada María, el ultimo día de curso. Como no lo pude hacer, ahora quiero compartirlo con ella y con todos

CAMBIAR YO, PARA QUE CAMBIE EL MUNDO

De joven, yo era un revolucionario y mi oración consistía en decir a Dios,

“ Señor dame fuerzas para cambiar el mundo”.

A medida que fui haciéndome adulto y caí en la cuenta de que me había pasado media vida sin haber logrado cambiar a una sola alma, cambié mi oración y comencé a decir,

“ Señor dame la gracia de transformar a cuantos entran en contacto conmigo. Aunque solo sea a mi familia y a mis amigos. Con eso me doy por satisfecho”

...ahora que he empezado a comprender lo estúpido que he sido, mi única oración es la siguiente, “Señor dame la gracia de cambiarme a mí mismo”,...

...si yo hubiera orado de este modo desde el principio, no habría malgastado parte de mi vida.

Anthony de Mello.-El canto del Pajaro-

Wetón
lunes, 9 de abril de 2012

EL ENFERMO MENTAL: ¿NACE O SE HACE?


Tejados de un pueblo

En mi larga experiencia clínica existe una escena que se ha repetido con cierta frecuencia: ante el diagnóstico de una enfermedad grave mental (esquizofrenia o trastorno bipolar) en un hijo, suele ocurrir que uno de los progenitores, en voz baja, cuando ya ha terminado la consulta, comente: “”Vd. Tiene que saber que un familiar de mi marido (o esposa, dependiendo de quien es el que esté hablando) murió en un manicomio”. Ante mi cara de sorpresa, en muchas ocasiones, el interlocutor apostilla: “Se lo digo para que Vd. sepa por qué mi hijo tiene esta enfermedad…”

Como si el origen de la locura fuera tan evidente. Es cierto que las grandes patologías psiquiátricas (esquizofrenia y trastornos bipolares) tienen una carga genética, que no se sabe en qué consiste y que tampoco es determinante. La enfermedad mental no se transmite igual que el color de los ojos o la constitución física, pues es preciso un segundo impacto para que aparezca: los factores psicosociales. Es decir, incluso en esas graves patologías, además de la carga genética, se precisa de factores infantiles o ambientales traumáticos (graves conflictos en la niñez no resueltos o conductas poco saludables como el consumo de tóxicos, por ejemplo), que sumando a un entorno hostil (familia poco acogedora o disfuncional) posibiliten la aparición de la enfermedad mental.

En las patologías menores (neurosis) los factores psicosociales cobran una importancia decisiva y por lo tanto cuanto más sano sea nuestro desarrollo psicológico, mas saludables sean nuestros hábitos de salud (no consumo de tóxicos) y nuestro entorno sea más acogedor (familia, amigos, etc.) menos probabilidad existe que aparezca la enfermedad mental.

Por lo tanto podemos concluir que en las graves patologías psiquiátricas se admite una predisposición genética, no determinante, a la enfermedad, y en las patologías menores, por el contrario los factores psicosociales son decisivos. Es decir, simplificando podemos afirmar que en el primer caso el enfermo mental nace, y en segundo grupo, se hace.


Alejandro Rocamora Bonilla
Psiquiatra

domingo, 8 de abril de 2012

ENCUENTROS Y ENCONTRONAZOS



Cuando tenemos la posibilidad de encontrarnos con alguien de nuestro agrado, nos deleitamos los momentos previos pensando todo lo que el encuentro nos puede proporcionar: risas, cercanía, calidez, buenas vibraciones, crecimiento personal.... A veces las expectativas son tan altas que, después del encuentro, nos sentimos algo o muy frustrados porque todas o algunas de ellas no se han cumplido. Sin embargo, habiendo disfrutado los preliminares, quitamos importancia al mal gusto dejado y nos preparamos para el siguiente encuentro con renovada ilusión y un poco de esperanza.

Cuando, por el contrario, la cita es con alguien que nos incomoda nos preparamos mental y físicamente para afrontar el evento con cierta dignidad y no salir mal parados. Acudimos en guardia, con nuestros sentidos abiertos, expectantes y receptivos y toda nuestra atención focalizada en el momento presente. Y, para nuestra sorpresa, por estar tan centrados y concentrados, a veces alcanzamos grandes logros. Grandes e inesperados. Porque, al fin y al cabo, de las chispas sale fuego.

Con ello quiero decir que no siempre lo bueno es lo mejor, ni lo aparentemente sencillo lo más fácil. El conflicto, por definición desagradable, puede proporcionarnos muchos aprendizajes vitales y abrirnos horizontes que, de otra forma, no hubiéramos descubierto.

Me consta que de encontronazos históricos han salido grandes ideas; de fracasos sonoros, nuevas alternativas; de rechazos dolorosos, ramalazos de dignidad.

También, como casi todos, puedo hablar de encuentros que han sido una pérdida de tiempo de principio a fin.

La escribana del Reino
M.E.Valbuena

viernes, 6 de abril de 2012

" HAY QUE PASAR POR LA NADA, POR LA NADA..."


Cementerio Monasterio de San Isidro de la Trapa, Dueñas. Palencia.
Cuando cerca de mi pasa un hombre sabio, una mujer sabia, inmediatamente aflojo el paso y me detengo. Algunos los llaman “maestros”. Trato de hacerme el encontradizo y cruzarme en su camino y con un “perdón o un hola” fuerzo que nuestras miradas se crucen y se fijen. A veces hay suerte y aquel hombre, aquella mujer, deciden invitarme al parque o aceptan aquella sugerencia mía nerviosa y precipitada: “tomamos un café o prefiere un refresco, tampoco me importa acompañarle a la compra...”. Mi nerviosismo inicial y mi vergüenza me hacen pasar del tú al usted con suma facilidad.

Aquella tarde – tardaré en olvidarla- él me buscó. “Quiero saber qué haces aquí y a qué has venido”. Aunque el tiempo ha pasado, los días no han borrado los ecos de su voz y sus silencios.

Con el dedo pulgar de su mano derecha se acariciaba las venas de su mano izquierda, de una forma suave, lenta y armoniosa. Tengo la sensación de que aquel hombre en aquel momento hacía un recuento de mi vida y de mi historia.

“¿Cómo muere uno a su ego?”, me atreví a balbucir. “Me he pasado media vida desentrañando el mensaje del frontispicio del templo de Delfos – conócete a ti mismo – y ahora, que me veo desnudo y desvelado, oigo otra voz misteriosa que me dice: ahora te toca morir a ti mismo, si quieres”.

No tardó en contestar, pero lo hizo de una forma pausada, como si estuviera labrando las palabras o pincelándolas en la piedra de mi alma. “Busca la verdad verdadera de ti mismo...”.

Me recliné para atrás en la silla y respiré. El había retomado la caricia de sus manos. Me permití cerrar los ojos en su presencia y cuando los abrí era él que los había cerrado. Me habló así, como le gusta hablar al afecto cuando se siente acompañado. “Para llegar ahí hay que pasar por la nada. No conozco otro camino...”.

Mentiría si dijese que entendí sus palabras y que viví una especie de satori o iluminación, más bien al contrario mi corazón se agitó y mis manos confusas no sabían qué hacer. Me entraron deseos de escapar, de huir, de abandonar aquel recinto que empezaba a estar oscuro y aquella compañía que me retaba a un triple salto mortal y sin red. “Pasar por la nada, por la nada...”. ¿Y en qué armario iba a colgar la autoestima?. ¿Dónde aparcar la asertividad?. ¿Y qué hacer con Dios? ¡Tanto andar para esto.....!.

El se hizo cargo de mi zozobra y mientras me abría la puerta desenredó de mi cuello la soga de la angustia y la ansiedad. “La vida en cualquier instante te va regalar flash de luz y de ternura. Síguelos. Ellos te llevarán a la nada y tendrás delante de ti la verdad de ti mismo que sobre todas las cosas merece la pena desvelar...”.

(2º Homenaje de M.T.V. a Jaime Boada).

jueves, 5 de abril de 2012

“EMPIEZA POR TI, PERO NO ACABES EN TI”.





Cuando llegué él ya estaba allí. Tuve la sensación de que levantó la vista y de que con sus ojos saltarines me daba la bienvenida. Su rostro lo dibujé amable. No nos conocíamos ni nadie nos había hablado el uno del otro. Me cautivó el gorro de lana sobre su cabeza pelada por los años y la frescura de su andar. Me pareció que aquel hombre había sido embriagado por un misterio insondable. Por un silencio que vislumbraba sonoro.

No hablaba mucho, y lo que susurraba era de forma pausada. “No hay nada más importante que observar y observarse, mirar dentro y mirar fuera”. Ahí ponía el primer secreto para andar por la vida con el corazón reposado. “Y después..”. ¿Después qué?, le interrumpieron. “Vive consciente, aquí y ahora, tratando de responder a los koan – las verdades- básicos: ¿Quién soy?. ¿Para qué soy?. ¿Qué puedo hacer?”.

El ambiente se estaba cargando de intimidad, como si aquel hombre recto y sabio nos invitara a las cuevas de no sé qué desierto ancestral. “No te olvides de comprometerte: transfórmate y transforma tu medio”. No quiso precisar más y ante la insistencia del público, matizó: “empieza por ti, pero no acabes en ti”.

Me sentía en un laberinto sin saber qué dirección seguir. El pareció adivinar mis dudas: “Pase lo que pase, ocurra lo que ocurra, vive en paz y serenidad”. En aquel instante supe que el camino que escogiera sería el mejor para mi.

Un cuerdo que pasaba por allí gritaba como un loco. “Todas esas palabras son bobadas, tonterías, engaños, manipulaciones...”. El, como si aquel discurso adverso fuera esperado, tan sólo contestó: “ Y confía. En ti . En la vida. En la trascendencia que te habita”.

Le pareció que ya había hablado bastante y nos mandó alejarnos, que cada uno encontrara un espacio para retirarse y rumiar sus palabra. Qué allí había mucha alfalfa.

(Homenaje de M.T.V. a Jaime Boada).

miércoles, 4 de abril de 2012

TEORÍA DEL INFIERNO



¿Infierno?

La siguiente pregunta fue hecha en un examen trimestral de química en la Universidad de Toledo.

La respuesta de uno de los estudiantes fue tan 'profunda' que el profesor quiso compartirla con sus colegas, vía Internet, razón por la cual podemos todos disfrutar de ella.

Pregunta:

¿Es el Infierno exotérmico (desprende calor) o endotérmico (lo absorbe)?.

La mayoría de estudiantes escribieron sus comentarios sobre la Ley de Boyle (el gas se enfría cuando se expande y se calienta cuando se comprime).

Un estudiante, sin embargo, escribió lo siguiente:

'En primer lugar, necesitamos saber en qué medida la masa del Infierno varía con el tiempo. Para ello hemos de saber a qué ritmo entran las almas en el Infierno y a qué ritmo salen. Tengo sin embargo entendido que, una vez dentro del Infierno, las almas ya no salen de él. Por lo tanto, no se producen salidas.

En cuanto a cuántas almas entran, veamos lo que dicen las diferentes religiones. La mayoría de ellas declaran que si no perteneces a ellas, irás al Infierno. Dado que hay más de una religión que así se expresa y dado que la gente no pertenece a más de una, podemos concluir que todas las almas van al Infierno.

Con las tasas de nacimientos y muertes existentes, podemos deducir que el número de almas en el Infierno crece de forma exponencial.

Veamos ahora cómo varía el volumen del Infierno. Según la Ley de Boyle, para que la temperatura y la presión del Infierno se mantengan estables, el volumen debe expandirse en proporción a la entrada de almas.

Hay dos posibilidades:

1. Si el Infierno se expande a una velocidad menor que la de entrada de almas, la temperatura y la presión en el Infierno se incrementarán hasta que éste se desintegre.

2. Si el Infierno se expande a una velocidad mayor que la de la entrada de almas, la temperatura y la presión disminuirán hasta que el Infierno se congele.

¿Qué posibilidad es la verdadera?:

Si aceptamos lo que me dijo Teresa en mi primer año de carrera ('hará frío en el Infierno antes de que me acueste contigo'), y teniendo en cuenta que me acosté con ella ayer noche, la posibilidad número 2 es la verdadera. Doy por tanto como cierto que el Infierno es exotérmico y que ya está congelado.

El corolario de esta teoría es que, dado que el Infierno ya está congelado, ya no acepta más almas y está, por tanto, extinguido... dejando al Cielo como única prueba de la existencia de un ser divino, lo que explica por qué, anoche, Teresa no paraba de gritar '¡Oh, Dios mío!

Dicho estudiante fue el único que sacó 'sobresaliente'

Cielo

martes, 3 de abril de 2012

¡¡ESTO ES EL TELEFONO DE LA ESPERANZA!!




Un grupo de personas, que sin conocerse de nada, un buen día empiezan un taller cuyo título, en sí mismo y por el contenido que promete, les resulta atrayente...

Y con esta inquietud en común, empiezan a escudriñar en los contenidos del tema de trabajo, a dar su opinión, a desvelar sus pensamientos y sentimientos, a abrir su corazón y su mente ante quienes un día eran extraños y en pocas semanas se convierten en parte de tu vida...

Porque te sientes tan a gusto entre ellos, tan comprendido, respetado y valorado...

¡Que los extraños dejan de serlo y se convierten en una ayuda necesaria y afectuosa, en "eso" del crecimiento personal!...

¡Y más adelante en auténticos compañeros y amigos!

Todo esto no ocurre por "arte de magia", la tarea de los coordinadores, su saber hacer, su preparación y su dedicación voluntaria y desinteresada, forma parte de esa "magia" que vivimos en los talleres durante un par de horas semanales.

Gracias Marga, por dirigir el taller como lo has hecho, aunque sabemos que fuimos tu primer grupo como coordinadora...¡ Si tú no nos lo dices no lo hubiésemos notado!. Gracias por permitirnos participar y expresarnos libremente, por respetar todas las opiniones, por ser ecuánime y por comprender, que algún día, alguien...

estuviese más necesitado de abrir su corazón...

Y gracias también a todos los participantes en el Taller de INTELIGENCIA EMOCIONAL, porque con vuestras aportaciones se han enriquecido los contenidos y después de diez semanas, nuestra lucha contra el "analfabetismo emocional", ha ganado una batalla...

Aunque el trabajo debe continuar, porque el verdadero objetivo ha de ser vencer al "analfabetismo emocional funcional" y ahora empieza el trabajo práctico personal de cada uno de nosotros....

Estoy convencida de que con lo aprendido, nos resultará algo más fácil esta tarea de comunicarnos y relacionarnos con nuestro entorno personal, familiar, laboral y social...de manera más inteligente...

Siempre os recordaré

Megava.
pincha la imagen y dale la vuelta...es precioso
lunes, 2 de abril de 2012

NOS VAMOS DE MARCHA, ¿QUIERES VENIR?




RUTA DE LAS “FUENTES CANTARINAS”
(VEREMOS UNAS 20 FUENTES COMO LAS DE LAS FOTOS)

El día 23 de abril (día de la Comunidad) haremos una marcha caminando desde Santibáñez del Bernesga hasta la ermita de Camposagrado y vuelta a Santibáñez por otro valle.

PROGRAMA:

10,30h. Salida del aparcamiento de la Junta de C. y L. hacia Santibáñez en coches particulares (panificadora Fledelso, asociados o/y familiares de Flecha).

11,00h. Salida de la panadería de Santibáñez, donde se podrán comprar empanadas para la comida y beber en la primera fuente. Por la margen contraria a la panadería subiremos de fuente en fuente hasta la ermita de Camposagrado, llegaremos sobre las 14,00h.

De 14,00 a 16,00h. Comida en la campa de la ermita.

16,00h. Salida hacia Santibáñez por otro valle. Llegaremos, de fuente en fuente, hasta la panadería sobre las 19,00h. Vuelta a León.

TODAS LAS PERSONAS INTERESADAS PODÉIS APUNTAROS EN LA SEDE DEL TE DE LEON

¿Para quién es? Para todos los orientadores, voluntarios, amigos, simpatizantes y cualquiera que quiera unirse a nosotros. Pasaremos un día precioso. Y, además, no hay que madrugar. La dificultad de la marcha es pequeña. Llevar calzado y ropa adecuada.


domingo, 1 de abril de 2012

ABRIL


Capilotes. Foto Jesús Aguado

He leído en un horóscopo dominical que los nacidos en abril van a gozar de buena salud en esta primavera. Bueno, vamos a suponer que las predicciones astrológicas se pueden establecer así de simple y que además aciertan. Pues me alegro por ellos. Yo, como no nací en abril, no voy a tener su suerte.

Tengo que reconocer que para mí es un mes totalmente desestabilizante, y no sólo en cuanto a salud física se refiere. Sin embargo, algo tiene para ser especial.

Abril es un mes adolescente, a caballo entre el invierno y el verano, sin climatología definida aún. Puede ofrecernos días de intenso frío y días de ardiente sol. Suele ser lluvioso muchos años y huracanado otros. En cualquier caso, cambiante y revoltoso. Inestable en sí mismo.

Abril llama nuestra atención despertando los sentidos un tanto adormecidos y aletargados tras el invierno: viene envuelto en aromas de incienso procesional, de flor de azahar, de tierra mojada y de hierba recién cortada; nos llega con sabor a bacalao, a torrija, limonada, fino y pescaíto frito; nos trae sones de trompetas y tambores, de saetas, de bulerías y fandangos, de guitarra flamenca, de palmas. Y, sobre todo, nos regala su colorido para recrearnos la vista.

Si hay algo realmente remarcable en abril es el paisaje multicolor de sus flores, las primeras flores del año. Así, adulándonos, compensa con creces sus vaivenes y sus caprichos y consigue que se los perdonemos.

Tal vez por eso abril ha inspirado y sigue inspirando letras de canciones inolvidables, poemas, novelas...


La escribana del Reino
M.E.Valbuena